Los años pasan… también para nuestra boca

28, Jul, 2013 en Odontología

Suena tópico decirlo pero los años van pasando y eso se nota en nuestra salud y en la de nuestros dientes y encías.

Uno de los problemas más frecuentes es que nuestros dientes se vuelven más oscuros. Con la edad la capa media de los dientes, la dentina, se va volviendo más gruesa por lo que el efecto óptico en nuestros dientes es que se ven más oscuros.

seora.jpgAl mismo tiempo, vamos perdiendo esmalte, lo que provoca que los alimentos y bebidas con un elevado índice de tinción que ingerimos penetren más fácilmente en la dentina y provoquen una mayor decoloración sobre nuestra dentadura.

Con el paso de los años también aumenta la acumulación de una mayor cantidad de placa en nuestra boca, lo que motiva la aparición de la enfermedad periodontal, gingivitis, aflojamiento de las encías y la aparición de caries.

Para combatir estos problemas, desde Isidro y Márquez, Estética Dentofacial aconsejamos mantener una rutina de higiene dental estricta que convine el cepillado con el uso de colutorio e hilo dental que mejore la limpieza entre nuestros dientes, con una visita periódica al dentista en la que se determinará la realización de limpiezas bucales.

Pero nuestros dientes y encías no son los únicos que envejecen. Nuestra mandíbula también lo hace. Con la edad va perdiendo capacidad muscular y puede desembocar en una mala oclusión dental y en la pérdida de habilidad masticatoria.

hilo_dental.jpgLa edad, la pérdida de vitalidad en nuestros músculos y huesos, y el estado de salud general del paciente disminuyen de forma significativa nuestra capacidad masticatoria, principalmente a partir de los 75 años y entre personas a los que les falta alguna pieza dental.

Al igual que ocurre con el resto de nuestros órganos y elementos de nuestro cuerpo, es normal que nuestros dientes y nuestra boca en general sufran un desgaste natural. Los buenos hábitos de higiene y alimentación sin duda ayudarán a mantener una buena salud bucal durante más tiempo, pero enfermedades como el bruxismo o dolencias cardiovasculares provocarán que los efectos generen un envejecimiento prematuro de nuestra boca.

Etiquetas: salud dental

Sara Márquez Sánchez

user_avatar

Licenciada en Odontología por la Universidad Alfonso X El Sabio de Madrid, Máster en Periodoncia, Implantología y Cirugía Bucal por la Universidad de Alcalá de Henares-Institución Universitaria Mississippi. Más información